• >> Home
  • >> Bancos de musculación

Bancos de musculación

1. El tipo de banco de musculación

1.1 - Elegir el tipo de banco adecuado


Algunos bancos de musculación no cuentan con ningún elemento adicional, como bancos de lumbares, bancos de abdominales o bancos inclinados sencillos. Otros bancos de musculación disponen de un conjunto de bancos y soportes (reposabarras). Algunos bancos de musculación cuentan además de los soportes con complementos para trabajar las piernas (estabilizadores en la base del banco) o los brazos (banco inclinado para los bíceps). Otros bancos de musculación cuentan con sistemas de poleas con pesos para trabajar los músculos de la espalda. Atención: Debes seleccionar el banco de musculación en función de las zonas que quieras trabajar.


1.2 - Nuestro consejo


Si deseas trabajar todo el cuerpo excepto los dorsales puedes elegir un banco de musculación con reposabarras y complementos para piernas y brazos. Si prefieres dar prioridad al trabajo en la zona superior del torso, en especial en su parte anterior, tendrás suficiente con un banco de musculación con reposabarras. Si sólo deseas trabajar la zona abdominal o las lumbares, elige un banco de musculación para abdominales o lumbares. Lo ideal para un trabajo general es un banco de musculación con complementos para piernas y espalda. Sin embargo, si deseas trabajar abdominales y lumbares, no podrás emplear los bancos de abdominales-lumbares


2. La estabilidad del banco de musculación

Cuanto mayor sea la distancia entre ejes del banco de musculación, más estable será la máquina. Si eres una persona corpulenta (+ de 80 kg) y levantas cargas elevadas (+ de 80 kg) debes optar por bancos de musculación con patas estables y no plegables.

Home